ULE

Unión Libertaria Estudiantil

Anarcosindicalismo

Estudiantil

Unión
Acción
Autogestión

Textos

Recuerdos de Sergio Urrego Reyes

¡Gracias Sergio!

Hace 1 año a esta hora nos estábamos enterando de la muerte de nuestro amigo. Qué triste 4 y 5 de agosto, que año tan amargo para la Unión Libertaria Estudiantil y para tantas personas en todo el mundo que sintieron su muerte con propiedad.

En ese momento aprendimos que un suicidio no siempre es lo que dice en el diccionario, y conocimos que no solo se asesina a través de la violencia física.

Sergio, que acudió a la organización que acogía sus necesidades como propias, y que tanto aportó a ella con sus conocimientos, tiempo y esfuerzo. Organización a la que con tan bonitas palabras alimentó desde el primer día. Hoy y desde hace más de un año sentimos más que merecido devolverle algo de ellas.

Esperamos también devolver tanta confianza, y limpiar el nombre que han intentado ensuciar agentes del autoritarismo, el sometimiento, y el orden moral burgués, que se aferran al pasado gris y triste que tanto ha golpeado al pueblo y a su iniciativa constructora.

Recuerdo que alegre nos expresó sus sentimientos cuando en esa asamblea se afiliaron tantas personas, que alegre se sintió viendo los frutos de tanto y tanto esfuerzo que depositó en su organización, de ver al anarcosindicalismo en práctica, de ver sus ideales desarrollándose con tanta fuerza.

Tantos recuerdos de tantos momentos. Tantas caminadas, mojadas, tanto correr, hablar, discutir, tantas personas que pasaron y algunas pocas se quedaron aún después de que ya no te sintiéramos a nuestro lado. Tanto organizar, difundir, estructurar, desarrollar, soñar, construir. Tantos recuerdos que hoy duelen tanto y que nos llenan de rabia por eso que te hicieron, y de enseñanzas y proyectos que siempre seguirán, y que ahora iluminas con tu ejemplo de vida compañero.

Ese primero de mayo, que sonrisa tan inspiradora llevaba nuestro compañero, como compartió sus ideas con el pueblo ese día, el día de la clase trabajadora, día de los mártires de chicago, de otros anarquistas que asesinaba el sistema asqueroso y depravado en el que nos encontramos, y que el mundo conmemora año tras año, sí anarquistas todos, como Sergio, aunque eso no lo mencionen mucho. Ahora otro anarquista para nunca olvidar.

Que lagrimas tan emotivas y felices derramó también cuando la muy inspiradora CNT, anarcosindical histórica de España nos envió una carta dándonos fuerza, y cuando recibimos los libros que nos enviaron para fortalecer nuestra preparación, que emotivo era nuestro amigo por sus ideales y sueños. Le quedaba una vida de lucha para pagarle a la CNT y a todo el pueblo por todo lo que le dieron e hicieron de él, y de la única forma que les debemos pagar, reviviendo en todo el mundo el comunismo libertario que tomó durante años la península ibérica.

Y aunque aún vemos el mismo comportamiento restrictivo, autoritario, dominante, asesino que llevó a la muerte a Sergio, y siguen escondiendo, censurando y criminalizando con miedo sus ideas de amor e igualdad, sus gustos musicales, sus placeres por tantas cosas tan simples pero importantes para él, poco nos importa. Tenemos la firmeza de que esos comportamientos de miedo e inseguridad, reflejo de la moral burguesa y del dominio religioso en el pensamiento cultural actual, solo serán barridos con la instauración de un nuevo mundo, uno libre, armonioso y justo que ya ha visto la luz en muchos momentos de la historia y que sin dudas tendrá que repetirse con nuestro esfuerzo, que ahora también inspira Sergio y la sed de justicia que fatiga tanto al pueblo.

Fuimos quienes decidimos primeramente denunciarle al mundo lo que venían haciendo, y primeramente también, lo que terminaron haciendo con la vida de nuestro amigo, decisión que tomamos sin consulta ninguna a nadie, y que mantenemos y mantendremos aún si quedáramos en soledad.

Hoy queremos repetir, gracias por tantas enseñanzas compañero, gracias por tu vida y por tan bonitas luchas. Gracias por tanto sudor, tantos apuros, y gracias por tus escritos. Gracias por tu vida, por tu militancia, tu juventud. Gracias por tus comentarios, tus sonrisas, tus críticas, tu inteligencia. Gracias por esos chistes, por tus libros, separadores, dibujos, frases, cuentas. Gracias por tanto compañerismo, amor, y gracias por esas palabras con las que te despediste.

Te aseguramos que seguiremos defendiéndote y llevando tus ideas adelante siempre coherentes a ti, con el pueblo y fuera del aparato estatal, con los principios comunistas libertarios y siempre tratando con altivez a toda autoridad. Defendiendo la igualdad y libertad. Atacando al sexismo, la hétero normatividad y todo lo que se imponga con cualquier tipo de fuerza.

Seguiremos adelante por tus ideas y sueños, pero siempre recordándote. Sergio, ejemplo de vida, y sus ideas sol de justicia social. Viva Sergio David Urrego Reyes, y que viva por siempre la anarquía.

Federico Montseny