ULE

Unión Libertaria Estudiantil

Anarcosindicalismo

Estudiantil

Unión
Acción
Autogestión

Noticias

19 de Julio. La Federación Anarquista de Catalunya en solidaridad con el pueblo kurdo de Rojava

22 de Julio de 2015

El pasado 19 de julio se realizaron piquetes en el Consulado Turco de Barcelona, el Ayuntamiento de Granollers i la sede de Convergència Democràtica de Catalunya en Manresa. Una humilde muestra de solidaridad con las que luchan por un mundo más justo e igualitario, en un dia en el que conmemoramos la Revolución Social que se vivió en esta tierra.

Comedor solidario y concentración en Granollers.

En Granollers varios colectivos organizaron previamente a la concentración, una exposición fotográfica, un comedor solidario y una proyección de cortos sobre las revoluciones del 36 i Rojava.

Charla y piquete en Barcelona.

El piquete venía precedido en Barcelona por una charla informativa con los compañeros de Kurdiscat realizada el 17 de Julio en la Plaza del Sol del barrio de Gràcia, donde se explicó la situación actual del conflicto y hubo un cenador solidario.

Durante el piquete, con un amplio despliegue policial protegiendo el consolado turco, varios kurdos se acercaron para agradecer la solidaridad mostrada.

Piquete en la sede de Convergència en Manresa

Y en Manresa un grupo de compañeras convocadas por l'Assemblea Llibertària del Bages recorrieron las calles de la ciudad repartiendo octavillas una vez finalizado el piquete delante de la sede de Convergència, actual partido de gobierno de la ciudad y de la Generalitat.

Reproducimos aquí la octavilla repartida durante los piquetes:

La Federación Anarquista de Catalunya quiere denunciar públicamente la complicidad del Estado Turco con el Estado Islámico, y con ello la complicidad de las potencias occidentales, sus gobiernos, estados y empresas con la reacción y el sistema totalitario que el EI quiere implantar en el autodenominado Califato Islámico.

Desde el pasado mes de septiembre el mundo entero se ha fijado en los kurdos por la increíble resistencia y valentía de las mujeres y hombres de Kobane. Es sabido que el Estado Islámico (ISIS) está intentando apoderarse de la región kurda de Rojava en Siria, especialmente de Kobane.

Turquía permite a las fuerzas del ISIS moverse libremente por la frontera con Siria para atacar el cantón de Kobane, mientras que desaloja violentamente en la frontera a los campamentos de apoyo a Rojava y bloquea las ayudas que le puedan llegar. El Gobierno de Turquía, su presidente, Recep Tayyip Erdogan, y sus fuerzas armadas (no hay que olvidar que es el segundo mayor ejército de la OTAN después de EEUU) son claros cómplices de este asedio a Rojava, igual que han sido a lo largo de la historia responsables directos de la persecución y asesinato del pueblo kurdo.

También es sabido por todos que ninguno de los países de la comunidad internacional está interesado en apoyar a Rojava ni a nada que represente la autonomía del pueblo kurdo. Por eso observan el conflicto desde fuera, interviniendo únicamente cuando se trata de beneficio económico, ya sea para la venta de armas o para conquistar las materias primas en las que es rica la zona habitada por los kurdos (reservas petrolíferas y de gas natural).

Sin embargo, aparte de este conflicto bélico de intereses coloniales y geopolíticos, lo más interesante es el experimento social y político, la transformación revolucionaria que se está desarrollando en Rojava, que en 2013 declaró su autogobierno en el marco de la guerra civil siria. Desde entonces, las diferentes comunidades que forman la región se gobiernan a sí mismas sin la intervención de un Gobierno central autoritario, se organizan de forma comunal con asambleas que se extienden hasta el nivel de barrio, apuestan por la autogestión en el ámbito político y económico, en la educación, la salud, la cultura, la agricultura, la industria, los servicios sociales y la seguridad, y se interesan especialmente por el papel de la mujer tanto en el campo social como político.

Como cualquier otra revolución basada en la autonomía y la libre autodeterminación de los pueblos, Rojava y el Kurdistán nunca van a ser de interés para las potencias mundiales y capitalistas, son más bien un estorbo, y por ello van a hacer lo que sea para que no triunfe, incluso si eso implica apoyar y financiar a la organización reaccionaria del ISIS.

Rojava y todo el pueblo kurdo se han embarcado en un proceso revolucionario que está demostrando con la práctica que las sociedades sin Estado ni autoridad pueden ser viables. Para ello persiguen fortalecer los lazos entre iguales, la autoorganización y la solidaridad, elementos que están demostrando en el día a día que funcionan como antídoto contra un Estado Islámico y en defensa de la libertad.

Aprovechamos hoy 19 de julio, día en que conmemoramos la revolución social libertaria que se vivió en esta tierra en la guerra contra el ejército fascista para mandar nuestra muestra de solidaridad con aquellas que luchan por un mundo en libertad, igualdad y justicia social.

Tomado de...