ULE

Unión Libertaria Estudiantil

Anarcosindicalismo

Estudiantil

Unión
Acción
Autogestión

Infórmate

Lo que las granjas ocultan

El pasado mes de enero la organización de defensa de los animales Igualdad Animal publicaba una nueva investigación realizada en una granja de foie gras al suroeste de Francia, suministradora de la mayor empresa productora de foie gras del mundo, Euralis. Las imágenes reveladas muestran a patos encerrados en largas hileras de jaulas individuales sin espacio ni para extender las alas, con problemas para respirar, graves heridas e infecciones o directamente muertos en sus jaulas. Esta descripción pinta una imagen relativamente fácil de imaginar, pero ni por asomo es capaz de reflejar lo que el vídeo de la investigación sí consigue. El problema es que esa descripción y ese vídeo no muestran nada fuera de lo habitual, sino simplemente lo que son las granjas, sean de patos, cerdos, vacas o cualquier otro animal: centros de tortura y muerte donde millones de individuos son esclavizados desde el momento de su nacimiento. La cuestión no es si estos individuos son capaces de pensar o razonar, sino si son capaces de sufrir.

A raíz de esta última investigación hemos querido hacer un repaso y recomendar otras investigaciones anteriores de la organización Igualdad Animal, ya que creemos que en estos casos las imágenes sí valen más que mil palabras, y que éstas además llevan un enorme trabajo detrás y tienen un valor tremendo para mostrar e impactar en una realidad que, a pesar de estar presente en el día a día de todos/as nosotros/as a través de la alimentación, se oculta tras infinidad de muros, maquillaje y anuncios de Campofrío.

Reseñaremos brevemente sólo tres de estas investigaciones, las más cercanas geográficamente y vinculadas con la explotación de animales para su carne, pero recomendamos visitar la web www.investigacionesanimales.org para conocer otras como las realizadas este pasado 2014 en Alemania e Italia (granjas de gallinas, cerdos y corderos) o en China (granjas para piel de perro mapache y zorro).

Granjas de foie gras (2012-2014)

El foie gras (literalmente, hígado graso en francés) es el hígado enfermo e hipertrofiado de patos o gansos que son sobrealimentados a la fuerza a través de un tubo que se introduce a lo largo de su esófago. No hace falta decir que, además del estrés y maltrato que supone de por sí el encierro, esta práctica es tremendamente agresiva y dolorosa para estos animales.

La investigación ya mencionada de la granja de Euralis en Francia es la última de una larga serie de granjas visitadas por Igualdad Animal tanto en Francia como en el Estado español y especialmente en Cataluña, todas ellas recogidas en www.granjasdefoiegras.org con gran cantidad de material audiovisual, textos y comentarios de veterinarios/as de todo el mundo.

Especial repercusión mediática tuvo la investigación realizada en 2012 en la granja Momotegui en Euskadi, por tratarse de la suministradora de foie gras del restaurante Mugaritz, considerado entonces el tercer mejor restaurante del mundo. En el vídeo grabado en esta granja, la propietaria de la misma admitía que no se aturde a los animales antes de degollarlos (lo cual es ilegal) para obtener un mejor foie gras y que ningún inspector acude al lugar. La granja fue finalmente clausurada y el restaurante expedientado por el departamento de Sanidad del Gobierno Vasco.

La producción de foie gras en la Unión Europea en la actualidad sólo está permitida en cinco países, entre ellos Francia y España. Recientemente, y gracias en parte a esta campaña, India se convirtió en el primer país del mundo en prohibir también la importación de este producto.

Granjas de conejos (2012-2013)

Durante dos años, investigadores/as de la organización se infiltraron en la industria de la cría de conejos en el Estado español, documentando 70 granjas y 4 mataderos en 14 comunidades autónomas. El resultado queda recogido en la web www.granjasdeconejos.org, donde aparte de las imágenes y vídeos se recoge un diario de todas las visitas a las granjas. El material muestra el funcionamiento de las granjas y las prácticas habituales de sus trabajadores/as: conejos enfermos matados con repetidos golpes contra el suelo, crías vivas tiradas a contenedores por exceso de producción, canibalismo y ataques entre animales producidos por el estrés y el hacinamiento, veterinarios/as cómplices que repiten las mismas prácticas de los/as operarios/as, granjas que no reciben inspecciones sanitarias ni técnicas en varios años, etc.

Granjas de cerdos (2008-2010)

Aunque hayan pasado unos años, merece la pena traer a la memoria la investigación sobre granjas de cerdos en el Estado español, por tratarse de la de mayor envergadura y quizás la que mayor impacto mediático ha tenido. La organización visitó 172 granjas en once comunidades autónomas, publicando después un documental de 44 minutos que se puede encontrar en la web www.granjasdecerdos.org y que muestra las condiciones en las que nacen, crecen, viven y mueren los cerca de 40 millones de cerdos que se matan anualmente en este país, así como las prácticas habituales de esta industria, que casualmente no suelen ser tan difundidas como lo son las bondades del jamón de jabugo al llegar la Navidad: el abandono de las crías recién nacidas moribundas, estampar a lechones enfermos contra la pared o el suelo para matarlos, los comportamientos sintomáticos de estrés por el encierro continuo en jaulas que les impiden moverse, las frecuentes infecciones sin tratar y otras enfermedades de las cerdas de cría como el prolapso uterino producido por el gran número de partos al que están sometidas, etc.