ULE

Unión Libertaria Estudiantil

Anarcosindicalismo

Estudiantil

Unión
Acción
Autogestión

Infórmate

Beatriz Sandoval "La negra"

«Ella, constructora de sueños de justicia y dignidad. Ella, anarquista por amor, por convicción… por orgullo. Cayó una flor, una flor negra, como la negra bandera anarquista, tan bella, tran tristemente bella…»

Fragmento del poema La Negra, PCAX (Proyecto Cultural Alas de Xue).

Hace 23 años murió Beatriz Eugenia Sandoval Sáenz, conocida como “La negra”: joven anarquista de 22 años, estudiante de la Universidad Nacional de Colombia, quien murió al estallarle un artefacto en una manifestación hecha en memoria de las y los estudiantes asesinados en 1984, contra el cierre de las residencias universitarias y la celeridad en la privatización de la universidad en cabeza del rector de turno, cuando corría presuroso el año 1991 . Hasta el momento no es claro el origen del artilugio que acabó con la vida de esta joven libertaria.

Beatriz Sandoval militaba en un grupo de corte anarquista llamado Anarquistas al Kombate (AK) que reivindicaba la acción violenta contra el Estado, el capital y los detentadores del poder político, uno de los pocos grupos que mantenían una postura ácrata en ese entonces junto con el PCAX (Proyecto Cultural Alas de Xue) y de los cuales aún mantenemos un recuerdo grato y duradero, pues fueron pioneros, después de muchos años sin que Colombia tuviese un movimiento basado en el anarquismo, de la lucha incesante contra los enemigos de la clase trabajadora, el estudiantado y todos y todas las oprimidas de nuestro país.

Hay que recordar que la muerte de “La negra” ocurre durante la rectoría de una figura política como es la de Antanas Mockus, quien hoy aparece con un discurso aburridor y repetitivo que parece no concordar con la del Mockus autoritario y represivo de aquel entonces. Incluso durante el sepelio de Beatriz, cerca de 20 personas identificaron a un policía, que de civil se infiltró dentro de los y las dolientes de La negra mientras se llevaba a cabo su funeral en el Cementerio Central, lo que ocasionó disturbios, la retención y despojo del arma del oficial, con la posterior intervención de las fuerzas de seguridad, 5 vehículos antimotines, 9 patrullas de la SIJIN y cerca de 50 efectivos de la policía metropolitana, lo que deja como resultado la detención de 114 estudiantes . Es por ello que decidimos no perdonar ni olvidar los crímenes cometidos por figuras como esta, que hoy en día quieren influir en la vida política del país.

Para finalizar, hace algunos años la ULE inició unas jornadas de estudio con su nombre como reconocimiento a su labor y a sus ganas de ver el mundo transformado; sin embargo, estas jornadas las está realizando otra organización actualmente.

¡Por nuestros muertos ni un minuto de silencio! ¡Toda una vida de combate!